Obama y la paciencia

Vaya por delante que hay muchas cosas en el sistema político de los Estados Unidos que me parecen admirables, y algunos hábitos y procedimientos que resultan  envidiables para lo que se estila por aquí.

Vaya por delante también que soy muy partidario del Presidente Obama, que no sólo se ha convertido de hecho en el líder del progresismo en el mundo sino que está resultando ser mucho mejor gobernante de lo que yo mismo esperaba.

Pero no puedo resistirme a hacer un comentario sobre una de sus últimas declaraciones.

Al hilo de su contencioso con el Gobierno ruso por el caso Snowden, Obama tuvo una entrevista en televisión (por supuesto, en programa y horario de máxima audiencia). Y hablando de Rusia y de los derechos humanos, dijo algo así como: “tengo poca paciencia con los países que intimidan o maltratan a los homosexuales”.

Lo comparto al 100%, por supuesto. Por ese lado, nada que objetar.

Pero hay algunas cosas más para las que muchos tenemos poca paciencia:

Yo, por ejemplo, tengo poca paciencia con los países que pasan por democráticos y civilizados y mantienen la barbarie de la pena de muerte. Me consta que Obama personalmente no es partidario de la pena de muerte, pero ni por un momento se le ha ocurrido plantear esa cuestíon en sus dos campañas electorales. Es más: con él como presidente, 184 personas  han sido ejecutadas (es decir, asesinadas por el Estado) en Estados Unidos -y unos cuantos centenares más esperan, a veces durante años, en el siniestro “corredor de la muerte”.

Tengo poca paciencia con los países en los que se compran y venden armas como si fueran electrodomésticos y en la mitad de los hogares hay algún arma de fuego lista para ser usada en cualquier momento. Desde que Obama es presidente, se han vendido legalmente en aquel país 67 millones de armas de fuego. Tengo poca paciencia con un lugar en el que el grupo de presión más influyente del país se llama “Asociación Nacional del Rifle”.

Tengo poca paciencia con un país en el que para tener alguna opción de ser elegido  presidente hay que tener familia convencional, creencias religiosas y, por supuesto, ser heterosexual.

Desde su fundación, Estados Unidos ha tenido 44 presidentes. Sólo uno, James Buchanan, era soltero; sólo uno, Ronald Reagan, era divorciado. Y no recuerdo a ninguno que se haya declarado públicamente agnóstico o ateo. Y de la homosexualidad, ni hablo: en la práctica, es directamente impedimento dirimente para optar al puesto.

Es verdad que con Obama se ha roto el tabú racial: ya pueden decir que han tenido un presidente negro. Y siguen teniendo la asignatura pendiente de elegir a una mujer, aunque eso es algo que compartimos muchos otros países (curiosamente, hoy hay más mujeres encabezando gobiernos en el antiguamente llamado Tercer Mundo que en el autodenominado mundo desarrrollado -formado básicamente por Norteamérica, Europa, Oceanía y Japón).

Así que, señor Presidente, comprendo y comparto que no tenga paciencia con las evidentes restricciones de la democracia y de los derechos ciudadanos en Rusia, entre ellas la discriminación de los homosexuales; lo que me llama la atención es que haya tenido que producirse un incidente diplomático con ese país para que usted haya sentido la necesidad de denunciarlo.

Pero lo comprendería mejor y lo compartiría aún más si usted mismo o algún futuro dirigente de su país, con aspiraciones presidenciales, tuviera el valor de poner sobre la mesa algunas de esas cosas  que allí ocurren y que a muchos nos hacen también perder la paciencia porque no son compatibles con nuestra idea de una sociedad civilizada.

Anuncios

Acerca de Ignacio Varela

Ni guapo ni feo, noctámbulo y cardiópata, moderadamente de izquierdas, ateo y madridista, jugador de bridge, del PSOE desde 1974, electorero, enamoradizo sin éxito.
Esta entrada fue publicada en Política, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Obama y la paciencia

  1. Carmelo Martínez dijo:

    Se te olvida algo particularmente atroz: Guantánamo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s